Semana de oración por la unidad de los cristianos

Se acerca la semana de oración por la unidad de los cristianos. Aquí en la Tierra Santa se palpa la diversidad y la unidad de los diferentes credos religiosos. El que esto escribe, el domingo 5 celebró la Eucaristía a las 8,00 de la mañana en la Basílica del Monte Carmelo acompañado por el obispo greco-melquita de Galilea, el cual asistió a la Misa que yo presidía en italiano y en la cual, él comulgó bajo las dos especies, simbolizando la unión bajo la misma iglesia, pero con ritos diversos, el mío romano, el suyo greco-melquita. Unidad en la diversidad.

El 31 de octubre de 1934 sucedía algo parecido en el Santuario de la Virgen del Monte Carmelo. Miércoles 31 de octubre. Haifa y toda la Galilea están de fiesta por la recepción solemne de Su Beatitud Monseñor Cirilo IX Moghabghab[1] Patriarca Greco-melquita de Antioquía, de Alejandría, de Jerusalén y de todo el Oriente. Un gran cortejo de automóviles ha ido a buscarlo hasta San Juan de Acre y le ha conducido procesionalmente hasta Haifa a la residencia de Mons. Haggear[2], Arzobispo de la Galilea con el título de San Juan de Acre. Numerosas han sido las recepciones oficiales hechas a Su Beatitud, tanto por las autoridades civiles como religiosas de Haifa. Hoy el 31 de octubre de 1934 el Monte Carmelo ha tenido el honor y la alegría de recibir a Su Beatitud, rodeado de altos prelados de su Iglesia: S. Excl. Mons. Haggear, S. Excl. Mons. Naoum[3], Metropolita de Tiro, S. Excl. Mons. Nabba[4], obispo de Sidón. Juntos, los obispos han concelebrado con sus sacerdotes asistentes, a las 7,30 horas.

Durante la comida del mediodía en comunidad, N.P. Vicario hizo un brindis, al cual Su Beatitud respondió subrayando el feliz acercamiento entre los Carmelitas y la Iglesia bizantina, y sus relaciones actuales llenas de simpatía. Nuestra línea de unión es muy querida, sin contradecir, a la Santa Sede a la cual estamos sujetas las diferentes iglesias, que llevan íntegramente la misma fe y que solo nos diferenciamos por las diversas formas litúrgicas y jerárquicas. Su Beatitud, que habla italiano, y que conoce perfectamente el francés, el inglés y otras lenguas orientales, nos produjo una gran impresión por su bondad, su sencillez y el profundo tono que surgía de su corazón cada vez que pronunciaba la palabra: El Santo Padre.

P.  Óscar I. Aparicio Ahedo, ocd

[1] Patriarca Cirilo IX, Mogabgab (1855-1947). Obispo de Zahleh y Furzol (Líbano) (1899). Patriarca Greco-melquita de Antioquía y obispo de Damas (1925-1947).
[2] Obispo Gregorio Haggiar (1875-1940). Obispo greco-melquita de San Juan de Acre, actual Akko.
[3] Agaipos Salomon Noaun (1882-1967). Arzobispo de Tiro (Líbano).
[4] Monseñor Nabaa (1875-1940), obispo de Sidón, (Saïda) en el Líbano.