La fiesta judía de Sukkoth en clave carmelitana

La palabra «sukkoth» es el plural de la palabra hebrea sukah que significa «tienda». El término sukah en el lenguaje común indica precisamente la cabaña que se construye para la celebración de la fiesta en recuerdo del período «en el desierto» después del Éxodo del pueblo judío una vez salido de Egipto.

La fiesta de Sukkoth recuerda, por lo tanto, la vida del pueblo de Israel en el desierto durante su viaje hacia la tierra prometida, la tierra de Israel. Durante su peregrinación por el desierto vivían en tiendas (sukkoth).

«Celebrarás la fiesta de las Tiendas durante siete días, cuando hayas recogido la cosecha de tu era y de tu lagar. Durante tu fiesta te regocijarás, tú, tu hijo y tu hija, tu siervo y tu sierva, el levita, el forastero, el huérfano y la viuda que viven en tus ciudades. Durante siete días harás fiesta a Yahveh tu Dios en el lugar elegido por Yahveh; porque Yahveh tu Dios te bendecirá en todas tus cosechas y en todas tus obras, y serás plenamente feliz» (Dt 16,13-15).

En el Éxodo lo que unía al pueblo judío en camino era el deseo de salir de la condición de opresión al deseo de vivir en libertad.

Este camino hacia la libertad, que llamamos Éxodo, es la fuente principal de la religión de YHWH. Desde la perspectiva bíblica, la experiencia del Éxodo es la fundación del pueblo de Israel.

Israel camina, no para ser un pueblo cualquiera, sino para servir a Dios. La meta a alcanzar es la montaña de Dios, hasta entonces todavía desconocida, donde adorar y servir a Yahvé. La tierra soñada y esperada por Israel será la tierra destinada al servicio del Señor, la tierra en la que el pueblo que la habita podrá vivir como Dios desea, en libertad y justicia.

La experiencia de Israel que sale de la dura esclavitud en Egipto e inicia «un camino de búsqueda de la libertad» recorriendo el desierto hacia la Tierra Prometida, no es significativa sólo para los judíos, hasta el punto de convertirse en su credo fundante (Dt 26, 1-11), se ha convertido también en un paradigma de la vida cristiana.

Jesús realiza el Éxodo final y definitivo con el paso de la muerte a la Vida. Este es el contexto central y la clave de interpretación de todos los éxodos bíblicos.

Las comunidades cristianas, nacidas después de la Resurrección de Jesús, comenzarán a leer e interpretar el libro del Éxodo a la luz del misterio pascual, es decir, de la fe en Jesucristo, muerto y resucitado, nuevo Cordero pascual (Ap 15, 3).

En virtud del bautismo, también nosotros vivimos la dinámica pascual del nuevo éxodo (Rm 6,1-14). Jesús nos da una nueva ley (Mt 5-7), nos alimenta con el nuevo maná (Jn 6,48-51) para sostener nuestro camino, como sostuvo a su pueblo en el desierto (cf. Ex 16, 1-35). La Pascua de Jesucristo sella definitivamente la Alianza y abre el camino al nuevo Pueblo de Dios (Ex 19,5-6; 1Pt 2,9-10).

También santa Teresa de Jesús, como nuevo Moisés (dentro del nuevo pueblo, que es la Iglesia), ha tratado de guiar a la familia carmelitana, a través de su itinerario de oración hacia el monte de la perfección, que es Cristo.

En los primeros pasos en la vida espiritual (PRIMERAS, SEGUNDAS Y TERCERAS MORADAS de su obra «CASTILLO INTERIOR») habla de la persona orante, que se pone en camino hacia un horizonte que abraza al mismo tiempo: el conocimiento de sí mismo… y el descubrimiento de un Dios que pide cada vez más espacio en nuestro corazón, para darse más, para comunicarse en toda su plenitud.

La puerta para emprender este camino es la oración, diálogo de amistad, donde el orante aprende poco a poco a confiar en un Dios con quien puede contar cada vez más, porque no faltarán pruebas de su amor, a lo largo de su propia historia personal.

Obviamente, las tentaciones no faltarán: el recuerdo de una vida pasada, pero como dice Teresa – «no os desaniméis… si a veces caeis hasta el punto de interrumpir el esfuerzo de seguir adelante; también de esa caída Dios sabrá sacar provecho…» (2M 1,8-9).

Por lo tanto, la experiencia del Éxodo en el desierto es fundamental en la espiritualidad carmelita desde sus orígenes. Especialmente, para San Juan de la Cruz el verdadero desierto configura el crecimiento de la persona, como el éxodo del pueblo de Israel en el desierto, es una búsqueda de Dios a través de las diversas etapas de la vida espiritual.

Este camino en el Éxodo llevará al hombre de la esclavitud de los sentidos a la libertad del encuentro con Dios.

El desierto es una pedagogía iniciática a través de la cual Dios nos libera de nuestra esclavitud y de las cosas innecesarias, para caminar más ligeros y así entrar en la tierra prometida de su amor.

A través de este éxodo en el desierto se produce una transformación profunda de nuestro ser, y pasamos de ser esclavos a hijos, del egoísmo al amor. Es un paso existencial hacia la vida plena a la que todos los cristianos estamos llamados.

Jesucristo:
Él será nuestro guía en el camino a través del desierto. Como Dios guió a su pueblo con la nube delante de ellos (Ex 13, 21), Cristo guiará nuestros pasos en nuestro éxodo hacia la libertad interior.

De modo que construyamos nuestras tiendas  (sukkoth), con total confianza:

«El Señor nos ha traído hasta aquí y sin duda, de aquí en adelante, seguirá guiándonos.

Nos envuelve con afecto paterno.

Desde siempre nos ha llamado y ciertamente no nos abandonará.

Desde el principio, el Señor ha estado ahí.

Y sin duda, seguirá estando, de aquí en adelante,

Cada vez que lo necesitemos, él nos ayudará.

Su gracia nos ha convocado.

Su amor nos envía.

¡Sigamos buscando su paz!»

 

Escrito en el Muhraqa, Monte Carmelo,

el 02 de octubre de 2020, vigilia de la fiesta judía de Sukkoth,

por el P. Julio Almansa OCD y Pietro Braccu OCDS

 

This site uses technical cookies that are necessary for its functioning, third party cookies that permit aggregate statistical analyses, as well as third party profiling cookies to improve your experience while browsing the site and to develop personalized commercial communications. By clicking on “I Accept” or continuing to use the site in any way You are giving Your consent to the use of these cookies. For further information, also concerning the deactivation of cookies, please refer to the Cookie Policy.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close