Vº aniversario de Laudato sì

Dios de la vida,

Creador del cielo y de la tierra y de todo lo que hay en ellos,
Nos creaste a tu imagen y nos haces
administradores de toda su creación, de nuestra casa común.

Nos has bendecido con el sol, el agua y la abundante
tierra para que todos puedan ser alimentados.

Abre nuestras mentes y toca nuestros corazones,
para que podamos atender al regalo de la creación.

Ayúdanos a ser conscientes de que nuestro hogar común
no sólo nos pertenece, sino a todas las generaciones futuras, y que es nuestra
responsabilidad preservarlo.

Permítenos ayudar a cada persona a asegurar la comida y
recursos que necesitan.
A atender a los necesitados en estos tiempos difíciles,
especialmente los más pobres y los que corren mayor riesgo de
quedarse atrás.

Transforma nuestro miedo, ansiedad y sentimientos de aislamiento
en esperanza para que podamos experimentar una
conversión del corazón.

Ayúdenos a mostrar solidaridad creativa al abordar
las consecuencias de esta pandemia mundial,
Haznos valientes para abrazar los cambios que
son necesarios en la búsqueda del bien común.

Ahora más que nunca podemos sentir que todos somos
interdependientes, unamos nuestras manos para levantar el clamor de la tierra y el grito de los pobres.

Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor !

Amén