En cinco años, el Papa Francisco ha cambiado el rostro de la Iglesia

Este martes 13 de marzo de 2018 marca el quinto aniversario de la elección del cardenal Jorge Mario Bergoglio en la sede de Pedro.

Hace cinco años, fue elegido el Papa Francisco, el 13 de marzo del 2013. Su pontificado ha estado marcado por dos dos encíclicas (Lumen Fidei, sobre la fe, que reproduce lo que había preparado Benedicto XVI, y Laudato Si ‘, sobre el cuidado de la casa común), dos exhortaciones apostólicas (Evangelii Gaudium, programática texto del pontificado para una Iglesia saliente, fuertemente misionera, y Amoris Laetitia sobre el amor en la familia), 23 Motu proprio (especialmente sobre la reforma de la Curia Romana, la gestión y la transparencia económica, la reforma de los procedimientos de nulidad matrimonial, o sobre la traducción de textos litúrgicos).

Los dos sínodos sobre la familia y el Jubileo de la Misericordia también están marcando este pontificado, así como sus 22 viajes apostólicos que lo ha llevado a visitar 30 países, sin olvidar sus 17 visitas pastorales a Italia (el 18 tendrá lugar este sábado 17 de marzo) en Pietrelcina y San Giovanni Rotondo, siguiendo los pasos del Padre Pío), sus ocho ciclos de catequesis los miércoles por la mañana (sobre la profesión de fe, los sacramentos, los dones del Espíritu Santo, la Iglesia, la familia, la misericordia, la esperanza cristiana, la Misa), las casi 600 homilías en Santa Marta, por no mencionar los innumerables discursos, mensajes y cartas, y los millones de rostros encontrados y abrazados.

Una iglesia con puertas abiertas: El primer Papa jesuita, el primer Papa de América, eligió el nombre de Francisco de Asís porque quería una Iglesia con puertas abiertas, probablemente «accidentada, lastimada y sucia», pero que no quiere encerrarse en su propia seguridad.

El Espíritu Santo confunde:  Francisco lanza una invitación para ser sorprendidos por el Espíritu Santo, el verdadero protagonista de la Iglesia, que continúa hablando y diciéndonos cosas nuevas. Francisco había pronunciado una de sus fuertes palabras en Estambul en noviembre de 2014: el Espíritu Santo «confunde» porque «pone en movimiento, hace caminar, empuja a la Iglesia a seguir adelante», mientras que es mucho más fácil y seguro «aferrarse a las propias posiciones estáticas e inmutables».

Papa de derecha o izquierda?  Dijo Jesús: «Cuídate cuando todos digan cosas buenas de ti». La derecha acusa al Papa de ser comunista, porque defiende a los pobres y a los migrantes, y ataca el sistema económico liberal actual: «es injusto desde la raíz», es una «economía que mata», hace prevalecer «la ley del más fuerte», y «devora a los más débiles».

Por su parte, la izquierda acusa al Papa de mantenerse firme en cuestiones éticas: defiende la vida, se opone al aborto y la eutanasia: «No es progreso pretender resolver problemas eliminando un problema: la vida humana». Él defiende a la familia basándose en el matrimonio entre un hombre y una mujer; condena la teoría del género. Le preocupan las violaciones del derecho a la objeción de conciencia y observa la proliferación de reclamos de derechos individuales, que no están relacionados con los deberes inherentes a la vida en la sociedad y no resuelven ninguno de los problemas esenciales de la vida. Como el hambre, que todavía afecta a cientos de millones de personas.

Crítica interna: El Papa también es atacado dentro de la Iglesia. Incluso hay quienes acusan al Papa de ser un hereje, de romper con la Tradición secular de la Iglesia, que lo oponen a los Papas anteriores. Y, sin embargo, Benedicto XVI ya había invitado a reflexionar sobre el discernimiento para el acceso a la comunión de divorciados-casados ​​en ciertos casos particulares. Y sin embargo, San Juan Pablo II ya había respondido al arzobispo Lefèbre hace 30 años, explicando el verdadero significado de la Tradición que “tiene sus orígenes en los Apóstoles, progresa en la Iglesia bajo la guía del Espíritu Santo”.

Cuestiones abiertas :  Dos acciones impulsadas por el Papa al comienzo de su pontificado todavía están en camino: la reforma de la Curia romana y la lucha contra el abuso sexual. Mientras algunos miembros de la Comisión para la Protección de Menores han renunciado, denunciando la inercia en el Vaticano para abordar este problema urgente, Francisco ha renovado su confianza en esta comisión extendiéndola a nuevos miembros y renovando el mandato del Presidente, Cardenal O’Malley, Arzobispo de Boston.

La diplomacia de la paz : Francisco promueve la cultura del encuentro en el ámbito ecuménico e interreligioso, en el frente social y político, y en el nivel humano. Se mueve hacia la unidad, pero sin cancelar las diferencias e identidades. Su papel ha sido central en el deshielo entre los Estados Unidos y Cuba, como en el proceso de paz en Colombia y África Central. Ataca a quienes fabrican y venden armas. Al mismo tiempo, denuncia enérgicamente la persecución de los cristianos, «el silencio es cómplice de tantos poderes», la trata de personas, es «una nueva forma de esclavitud».

El tiempo de la misericordia, pero hasta cierto punto: no hay duda de que la palabra central de este pontificado es misericordia, pero tiene un límite: corrupción. El corrupto es aquel que rechaza la misericordia divina. Y Dios no se impone a sí mismo. Hay un último juicio. Por lo tanto, el Papa siempre propone el capítulo 25 del Evangelio de Mateo:  «Tenía hambre y me diste de comer». A la tarde de la vida seremos juzgados en el amor.

Menos clericalismo, más espacio para laicos, mujeres y jóvenes: Francisco critica el clericalismo, porque el pastor debe «servir» y tener «el olor de las ovejas». Los laicos deben descubrir su identidad cada vez más en la Iglesia: no deben permanecer al margen de las decisiones. Él valora el papel de la mujer, pero mira hacia su misterio, y no hacia su papel práctico.

Evangelizadores con el Espíritu: El Papa pide a todos los cristianos que sean «evangelizadores con el Espíritu», que «anuncien la novedad del Evangelio con valentía, en voz alta en todo momento y en todos los lugares».

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone