Comunicado después del Encuentro de todo el Carmelo de Medio Oriente

La Asociación «Nuestra Señora del Carmen» (Carmelos de Tierra Santa y de Egipto) ha vivido recientemente un momento de gracia que quisiéramos compartir. El tema de nuestra sesión anual ha sido: «Hermanos y hermanas del Carmelo del Medio Oriente… construir la fraternidad según Santa Teresa y vivirla en nuestra región». Además de los cuatro monasterios de Tierra Santa y el de Fayoum (Egipto), estaban representadas también nuestras hermanas de Tánger (Marruecos). Hemos percibido con admiración la situación de nuestras carmelitas de Siria y del Líbano a través de dos cartas fraternas. Por su parte, Mons. Pierbattista Pizzabala, administrador apostólico del Patriarcado latino de Jerusalén, nos ha presentado tambien la  realidad  de la iglesia local.

Los frailes carmelitas han estado representados por: Mons. Jean-Benjamín Sleiman, Obispo de los latinos de Bagdad (Iraq), P. Enrique Castro, Delegado General de Israel, P. Patrizio Sciadini, Delegado de Egipto, P. Raymond Abdo, provincial del Líbano, P. Miguel Márquez, Provincial de la Provincia Ibérica, y responsable del Carmelo de Tánger, P. Guillaume Dehorter, Provincial de París, y responsable del convento de Bagdad en Iraq, y P. Abdo, párroco de la parroquia de San José de Haifa, y consejero de las carmelitas de Tierra Santa.

El encuentro ha tenido lugar en Amman (Jordania), tierra del profeta Elías, cuyo acceso es fácil para todas las nacionalidades. El centro «Nuestra Señora de la Paz» ha ofrecido una calurosa acogida dentro de la sencillez y la bella capilla adornada con frescos ha sido el marco propicio para la liturgia y la oración.

Agradecemos al Señor el camino recorrido hasta el día de hoy: todos juntos somos la Orden del Carmelo en esta región y somos conscientes de la presencia de toda la Orden. Los diálogos e intercambios de grupo durante estos días nos han llevado a algunas convicciones:

  • No podemos ya hablar únicamente de «Tierra Santa» sino del «Carmelo de Medio Oriente» que comprende: Tierra Santa, Líbano, Siria, Egipto, Iraq y también Marruecos.
  • La colaboración entre hermanos y hermanas nos parece que forma parte esencial de nuestro carisma, fecundo y vital en un contexto como el nuestro.
  • Hemos entendido con mayor claridad que para vivir mejor el carisma tal y como quería la Santa Madre Teresa y San Juan de la Cruz, tenemos que cuidarlo, renovarnos en su comprensión y vivirlo.
  • Es preciso dejarnos transformar realmente por el carisma, inculturándolo con realismo, con humildad y perseverancia, y valorando las lenguas locales.
  • Conscientes de nuestra situación en Medio Oriente, sentimos la urgencia de reavivar la llama de nuestra misión.

Al final de nuestra sesión hemos formulado algunas propuestas concretas:

  • Un encuentro anual de formación para los frailes y monjas juntos.
  • Unir nuestras iniciativas en el campo de la información (boletines y/o págs web).
  • Comprometernos por las vocaciones con una oración y una reflexión de cara a una pastoral vocacional común.

Agradecemos a todas nuestras comunidades y a todos los que han contribuido a la buena marcha de este encuentro.

Tishbe, 23 septiembre 2017

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone